jueves, 15 de diciembre de 2011

Gaviota argentea: Encuentros cercanos en el Parque

Ya sabéis que lo mío es meter un montón de especies en la misma entrada (es lo que me gusta), pero hoy pongo un monográfico, y es que el bicho lo merece.

Me encontré un precioso ejemplar de gaviota argentea (Larus argentatus) en el Parque de Isabel la Católica de Gijón. Temí que echase a volar en cuanto posase el teleobjetivo en la barandilla de madera (había muy poca luz a esa hora de la tarde y no quería que saliesen las fotos movidas).








Después de unas primeras fotos vacilantes vi que el ave no tenía ninguna intención de volar, y pude tomarme el lujo de cambiar los parámetros de la cámara, reencuadrar y enfocar mejor. Esto no pasa todos los días, y me tomé mi tiempo, en fotografiar, y en observar tan magnífica gaviota.








Y es que no se trata de una cualquiera, es toda una argentea, adulta o quizás un 4º invierno, creo, un bicho de muy buen tamaño, y con la fiereza de expresión y gestos como este, marca de la casa.










Además el tomar las fotos a menos de 5 metros, llenando el encuadre, es una sensación que cualquier fotógrafo quisiera para sus aves favoritas, y esta lo es para mí, me tienen obsesionado las argenteas desde hace muchos años (que se lo digan a César, a Antonio, o a Paco, que los frío a consultas de "supuestas" argenteas).






Las patas rosadas, el tinte gris claro-azulado del dorso, la complexión general del animal, el increíble iris blanquecino, el rayado de la cabeza lo diferencian (a priori, siempre hay sorpresas) de la patiamarilla, y la diferencian también de la raza norteña, argentatus. Esta parece una de la raza argenteus, de Europa Occidental.











La extensión de las manchas blan¡cas en las primarias parece que se queda algo corta, y tiene bastante negro en pico, por lo que quizás (lo dirá quien sepa más del tema, no yo, que soy un principiante, como quien dice) se trate de un 4º invierno, no 100% adulto.









El Sol pegaba muy bajo, de frente, y hace que las fotos estén algo sobrexpuestas, pero he preferido no tocar en absoluto las fotos, solo les he puesto la firma, y punto, para ver el color del animal tal y como era, sin ningún tipo de retoque o recorte, espero que se entienda.

Pues nada, espero que se repitan estos encuentros cercanos, con otras especies que me encantan, pero algo más difíciles....nunca había tenido a la argentea tan cerca, y me llevé un alegrón que aún me dura.

3 comentarios:

  1. Muy guapa la argentea!! el parque siempre nos da muchas sorpresas.
    De toda la serie que has conseguido hay un par de ellas muy buenas, a pesar de lo que dices de la luz... son malas semanas para la fotografia
    ;)

    un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Juan, sí, tienes razón, poca luz y baja, días cortos...pero se hace lo que se puede...
    un saludo.

    ResponderEliminar
  3. muy buena serie de la gaviota
    la de el pico abierto esta genial
    saludos

    ResponderEliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.