jueves, 21 de noviembre de 2013

Lavanderas blancas pías: a tortazo limpio.

Últimamente parece que veo mucha ultraviolencia entre las aves que observo, será casualidad, pero esta pareja de lavanderas blancas pías, o enlutadas (Motacilla alba yarrellii), o como se diga, se dieron de lo lindo.








Cada año más frecuentes, al menos por Gijón, es fácil localizar a esta variedad de las Islas Británicas invernar en nuestras tierras, y tienen más predilección que la raza autóctona por ocupar terrenos costeros, como playas, dunas, o directamente acantilados.




Son fáciles de localizar, con ese color tan oscuro, aunque van quedándose más pálidas a lo largo del invierno según desaparece definitivamente su espectacular librea reproductora.








Estas 2 estuvieron largo rato persiguiéndose, y finalmente volaron como 2 polillas la una frente a la otra, espasmódicamente, lanzándose ataques.







Era como una bola de plumas negras lanzándose al frenesí, lástima que tuviese mal configurada la cámara para un momento de acción que no me esperaba, y la luz era mala también.








Conviven otras lavanderas en el mismo espacio, en este caso la más pacífica lavandera cascadeña (Motacilla cinerea), que sí que tiene en común el desplazamiento de su hábitat en invierno, desde las zonas húmedas de ribera de la época reproductora, a la costa en invierno.

6 comentarios:

  1. una en lutada preciosa!
    las lavanderas son muy territoriales.
    saludos camperos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, discretas en general pero muy bruscas cuando se pisan la raya unas a otras.

      Eliminar
  2. Con el viaje que se acaban de meter, y todavía tienen gana de murga, :-))).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso pensaba yo, mira que no habrá playa para todas.

      Eliminar
  3. Es cierto que en esta subespecie se ven frecuentes peleas, y muchas veces le zurran también a la nuestra. Estos ingleses...

    ResponderEliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.