viernes, 18 de enero de 2013

El Arbeyal: serreta mediana y más

Bueno, tampoco es ninguna rareza ver serretas medianas (Mergus serrator) por la playa del Arbeyal de Gijón.

Después de ver muy lejanas a 3 hembras, pude localizar mucho más cerca a esta hembra, y es que la enorme mayoría de las que nos visitan son de este sexo.





Fue fácil localizarla, ese espejo blanco atravesado por una fina línea negra salta a la vista a centenares de metros.




Son cosas que hasta que no las ves en el campo, en las guías te puedes fijar más o menos, pero no saltan al ojo tanto como en la observación directa, los que conozcáis la especie me daréis la razón.








Esta serreta estaba dentro de un grupo de gaviotas reidoras (Chroicocephalus ridibundus), una asociación un poco extraña, hasta que empezaron a pescar.





Los chicharrinos se vieron acorralados por las zambullidas y persecuciones del alca que os saqué ayer y por la serreta, y una vez sin escapatoria fue cuando las gaviotas reidoras empezaron a disfrutar la situación, ¡parecían alcatraces! Entraban como misiles al agua, fue algo muy curioso.





Tanto follón armaron que atrajeron a un cormorán grande (Phalacrocorax carbo), y entonces ya se lió del todo.








Todo un espectáculo que tuve el placer de disfrutar en familia, a veces no entienden qué narices hago fuera de casa papando frío con los bichos hasta que ven estas cosas por sí mismos y se dan cuenta de la maravilla que nos rodea y pasa por delante de nuestras narices sin ser degustado.









Aunque para espectáculo...

6 comentarios:

  1. No es una especie rara pero todos los años nos alegra la vista alguna...y que no falten!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy esperando que nos deleite algún guapo macho.

      Eliminar
  2. La semana pasada había una serreta mediana en frente del acuario, igüal es esa, cuando se meten por esos recovecos de la bahía pasan desapercibidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un buen sitio también para verlas, el año pasado vi unas cuantas aquí.

      Eliminar
  3. Tampoco es que sean tan frecuentes, y siempre agradables de ver. Siempre es curioso el frenesí que demuestran las marinas cuando hay pitanza a esgalla, la fame ye lo que tien. Saludos.

    ResponderEliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.