miércoles, 4 de abril de 2012

Lluvia de gaviotas cabecinegras en Gijón

El lunes tarde, además de otras muchas cosas inolvidables que vi por el parque Isabel, que merecen entrada aparte, pude disfrutar de la sedimentación (mal tiempo, viento NE), de un gran grupo de gaviotas en la playa de San Lorenzo de Gijón.
Debían estar realmente agotadas, porque la playa estaba llena de pelmazos molestándolas, y en ningún momento llegaron a espantarse.
Lo más prestoso, que entre el parque y la playa habría más de un centenar de gaviotas cabecinegras (Larus melanocephalus), y 4 de ellas anilladas.
De ellas, 2 anillas legibles,y otras 2, imposibles, por mucho que el colega César Fernández, que estaba por la zona, me envío sus fotos para intentar identificarlas.
Empiezo por las que se leyeron:
E311 es una gaviota anillada de pollo en junio del año pasado en el Sur de Holanda, concretamente podeis ver el mapa aquí. Anillada por Pim A. Wolf, ha pasado por Francia tras su salida del nido, invernó en varias localidades de Galicia, y presumiblemente, se vuelve al NE costeando por Asturias.










Esta otra cabecinegra anillada, LDC, fue milagrosamente descifrada con las técnicas esotéricas e invocaciones varias que me enseñó Antonio Gutiérrez. Estaba en el quinto pino, y con mala luz, pero "atripodando" culo en arena como pude, le eché una mala foto, que tras su paso por el procesador de imágenes, salió "así". El resto es entornar mucho los ojos, algo de criptología, y rezar a los viejos dioses...¡funcionó!
Pues se trata de otra gaviota holandesa, anillada de pollo aquí, en el centro de Holanda, en junio de 2.010, se acerca a su 2º verano. Anillada por Frank Majoor, fue vista solamente este invierno por Galicia, y ahora aquí en Gijón.




Aún hubo otras 2 anilladas, esta puede ser alemana, francesa o belga, pero imposible leerla.











Y esta otra, debe ser húngara, polaca, checa...en general de Europa del Este, pero no se dejó identificar.







Además de cabecinegras, en el gran bando mixto había un poco de todo, bastantes reidoras (Larus ridibundus), gaviotas sombrías (Larus fuscus graellsii y creo que alguna intermedius), gaviotas patiamarillas (Larus michahellis).

Y un charrán patinegro (Sterna sandvicensis) al que no pude fotografiar porque el resto de las gaviotas le hizo la vida imposible hasta que lo echaron.

Un gavión atlántico (Larus marinus) pequeñín también daba su inmadura nota de no color al grupo.







Y otra teórica gaviota argentea (Larus argentatus) de 1er verano, parecida a la que me encontré el otro día por el parque Isabel.











Y hasta un bando de correlimos comunes (Calidris alpina), (hasta 9 conté) se sumó a la entretenida reunión. Al día siguiente pasé por allí y solo conseguí mojarme, quedaban muy pocas aves, que a estas horas es muy posible que hayan abandonado el país por el País Vasco.

2 comentarios:

  1. Bueno parece que se anima la cosa
    buen documento y fotos
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si el paso de primavera lo podemos disfrutar en condiciones, y que no falten los bichos.
      Por ahora, esta lluvia no ayuda nada a sacar las ópticas de la mochila...

      Eliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.