lunes, 21 de noviembre de 2011

El domingo pasado en Zeluán (Entrada programada mientras estoy de vacaciones en Malta)

El domingo 13/11/11, con marea baja de nuevo, y poca visibilidad, y viento, todo lo cual se refleja en la baja calidad de las fotos, vi unas cuantas cosas por Zeluán, os las pongo brevemente.


De nuevo, una guapa concentración de somormujos lavancos (Podiceps cristatus), había 5, ¡muy quietos y juntos! Eso es novedad...






Cormoranes grandes (Phalacrocórax carbo), relativamente pocos, 16.









Y cormoranes moñudos (Phalacrocórax aristotelis), un solo adulto, que llegó cuando yo ya me iba, y por no volver a hacer el montaje del telescopio, lo observé con prismáticos, y se quedó sin afotar.

Garzas reales (Ardea cinerea), un par de ellas.










Garcetas comunes (Egretta garzetta), 5, lejanas.






De gaviotas, aparte de la anillada que os puse, un puñadín de gaviotas sombrías (Larus fuscus), pocas patiamarillas (Larus michahellis), y unos  “pocos“ cientos de gaviotas reidoras (Larus ridibundus), bastante lejanas.




Y de limícolas, lo más prestoso del día: nada menos que 82 avefrías (Vanellus vanellus).





Parece la 1ª irrupción “seria” de esta temporada.






Acompañadas por números muy escasos de otras limícolas: Un solo chorlitejo grande (Charadrius hiaticula), otro chorlito gris (Pluvialis squatarola), un correlimos común (Calidris alpina).





Otros 4 archibebes claros (Tringa nebularia).











Un andarríos chico (Actitis hypoleucos) mareando al pobre ornitólogo...





De anátidas, unos 16 ánades azulones (Anas platyrynchos), y la sorpresa de uno friso (Anas strepera).




De paseriformes, 7 cornejas (Corvus corone corone), 1 mosquitero común (Phylloscopus collybita), y una lavandera blanca (Motacilla alba).

Y eso fue todo por ahora. De allí me fui al Cabo Peñas.

2 comentarios:

  1. pues si que estuvo animado zeluan
    disfruta de las vacaciones
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Ángeles, ya estoy de vuelta, mucho más cansado que cuando marché, pero mereció la pena.

    Zeluán siempre está llenito de bichos.

    ResponderEliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.