martes, 30 de octubre de 2012

Entre Caleao y la Felguerina (y V): Mariposas y una libélula (por fin)

Bueno, acabo esta serie con unas mariposas y una libélula que me encontré por allí.
Espero no haber metido mucho la pata con las identificaciones, me pegué bastante con alguna de ellas, si es errónea, me lo decís, y todos contentos.

Bueno, lo más prestoso fue ver a esta nacarada (Argynnis paphia), de gran tamaño y colores deslumbrantes, aunque el contraluz no le haga ninguna justicia.











Muy grande y también de aspecto delicado.














Muy parecida, pero mucho más pequeña, una perlada castaña (Boloria selene).












Muy coloridas también, buenas concentraciones de náyades (Celastrina argiolus).










Acompañadas, en el lecho seco de un arroyo a la entrada de Caleao, por decenas de gris estriada (Leptotes pirithous).






Otras especies mucho más comunes también estaban por el camino, como la lobito agreste (Pyronia tithonus).











Siempre abundante también, la mariposa de los muros (Parage aegeria).












Y termino con 2 de la familia pieridae. La mariposa de la col (Pieris brassicae).















Y la blanca esbelta (Leptidea sinapis).











Espero no haber metido mucho la pata.

Y, por fin, malas fotos, pero fotos, de alguna libélula, en concreto, de la increible Cordulegaster boltonii.












Sí, ya sé, las fotos son como para salir corriendo y no volver a entrar aquí, pero a mí me hacen mucha ilusión, ya que las libélulas no se me dan, y espero que el año que viene la cosa ya salga muchísimo mejor.

6 comentarios:

  1. Preciosa la Cordulegaster, y eso que ya apenas quedan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me pareció un auténtico tigre en miniatura, patrullando el arroyo, una preciosidad.

      Eliminar
  2. muy guapas las mariposas y la libélula
    yo tambien me pego con muchas de ellas para identificarlas
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que son bien difíciles, sobre todo si no tienes mucha costumbre, como es mi caso.

      Eliminar
  3. Me encantó la serie,este recorrido te va a dar muchas satisfaciones.Tengo dos Cordulegaster enfrente de casa dando vueltas por la acera desde hace tres semanas.De unos años aca han cogido la "costumbre" de entrar en casa .(basta que las busques y no las encuentras....), eterno dilema.
    Un saludo Ivan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Esteban, me halaga mucho que te haya gustado la serie.
      Tener de "mascotas" a las cordulegaster es parecido, dentrod el reino de los insectos, a tener un par de guepardos en el reino mamífero, así que que maravilla de casa tienes, eres un privilegiado.
      Un saludo.

      Eliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.