martes, 29 de mayo de 2012

Censando páxaros de la sebe: Cabueñes

Cambiamos paisaje, por las grandes fincas (y caros chalets) de Cabueñes, con bordes festonados de arbustos varios y un volar continuo de pájaros por encima de la cabeza.
En este ambiente amablemente humanizado, menos variedad, pero más cantidad.
Algo así como esto:

Chochín (Troglodytes troglodytes): 6.

Mucho trino (y potente) comprimido en tan poca pluma.














Mirlo común (Turdus merula): 10.
Pinzón vulgar (Fringilla coelebs): 1.
Paloma torcaz (Columba palumbus): 8.












Herrerillo común (Cyanistes caeruleus): 1.
Carbonero común (Parus major): 6.
Lavandera blanca (Motacilla alba): 1.
Petirrojo (Erithacus rubecula): 15...por todas partes.
Pito real (Picus viridis): 2.
Zorzal común (Turdus philomelos): 2.

¿Dudas con el zorzal charlo?
Fijaos en las manchitas, en forma de pica, las del charlo son redondinas.









Curruca capirotada (Sylvia atricapilla): 3.
Urraca (Pica pica): 14, en cada poste.
















Gorrión común (Passer domesticus): 25. Puede que esté disminuyendo globalmente, al menos en Gijón, por ahora, sigue siendo abundante.











Golondrina común (Hirundo rustica): 6, inesperadamente escasas.










Mito (Aegithalos caudatus): 5.
Corneja negra (Corvus corone): 2, bien escondidas, en esta zona de terrenos privados, aún hay mucho escopetero.











Jilguero (Carduelis carduelis): 8, solo de pensar que enjaulan de por vida a estas preciosidades me pongo malo.











Bisbita arbóreo (Anthus trivialis): 1, otro que se prodigó menos de lo esperado.
Mosquitero común (Phylloscopus collybita): 2. Inconfundible su canto, cada año veo más en primavera en Gijón, sospecho que no es tan raro como se dice, y que está más extendido de lo que parece, cohabitando con el mosquitero ibérico.
Verderón común (Chloris chloris): 6.














Típica confusión de novato: miras a la copa del a´rbol y ves un bicho amarillo al lado de otro de barriga a rayas verdosas: ¡oropéndolas!
Pues no, son un inmaduro de verderón común, con un adulto, solo hay que fijarse en su cuerpo gordete, el trino muy distinto, y en la actitud, que es completamente diferente.
Pero bueno, todos hemos caído en esta confusión alguna vez.






Tórtola turca (Sterptopelia decaocto): 6, típico habitante de zonas humanizadas.










Verdecillo (Serinus serinus): 1, no tan frecuente como lo vi unos días después ya en zona de matorral más cerrado. Otro con un "canto", si se puede llamar así, bien característico.
Vencejo común (Apus apus): solo 2, no es su terreno predilecto.
Buitrón (Cisticola juncidis): Este sí que es inconfundible, se oye a kilómetros, pero no se ve ni aunque lo tengas a unos pocos metros, diminuto pero de reclamo machacón y continuo, por encima tuyo.
Estornino negro (Sturnus unicolor): insólitamente, uno solo, no es lo normal en estos bichos tan gregarios.
Tarabilla común (Saxicola torquatus): 4, este sí es un terreno excelente para ellas.

Bueno, pues la próxima entrada, el paraíso cercano de la Carbayeda del Tragamón, en el sector Sur (Los Maizales), una gloria.




5 comentarios:

  1. Ja, ja, muy bueno el título. Si es tan fácil como sentarse a esperar... la gente no sabe lo que se pierde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces buscamos rarezas y nos perdemos maravillas.

      Eliminar
  2. Qué buena serie de especies, y las fotos también muy buenas. Que importante es conocer las voces, con algunas especies o se sabe como cantan o reclaman o no las ves.
    Mosquitero común yo creo que no es realmente escaso, y en algunas zonas es relativamente abundante, en Gozón también lo tenemos. Eso sí hacia el occidente se hace más raro, y lo sustituye el ibérico, que es yo creo que más abundante que el común en el centro y oriente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería interesante estudiar un poco el solapamiento de estas 2 especies, porque no está nada claro si conviven o si chocan, en Gijón, desde luego, parece que conviven.

      Eliminar
  3. buen censo ivan
    que pena lo de la tarjeta
    saludos

    ResponderEliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.