domingo, 23 de abril de 2017

La cópula del alimoche

Tuve la suerte de ver hace unas semanas la cópula de los alimoches (Neophron percnopterus) en una de esas sierras que a estas horas, por desgracia, y a más gloria de los hijos de p*t* habituales, huele a chamusquina y a humo debido a la epidemia de fuego en la montaña asturiana.







Ya fue una alegría ver sobrevolar a 2 alimoches la zona por la que caminaba...













...pero al haber varios buitres leonados (Gyps fulvus) por la zona, pensé que habría un cadáver por la zona que los atraía.











No fue hasta bastante después que pude observar a la pareja reunirse y finalmente copular en varias ocasiones.









Siendo este pequeño buitre tan escaso en la Cordillera Cantábrica, siempre es un gustazo ver que se renuevan las parejas activas cada primavera a la vuelta de África.










La pena es que esta zona ahora mismo está arrasada, y aunque el alimoche pone sus nidos en riscos de piedra, e incluso puede que se vea favorecido por tener animales chamuscados a su alcance, para otros animales de la zona que ya estaban empezando a reproducirse, como este precioso pinzón vulgar (Fringilla coelebs) el fuego les ha destrozado la temporada.
Triste es que al que roba un carrito del súper para dar de comer a su familia le caigan 3 años de cárcel y al que roba la vida a todo lo que mueve, nada o vuela en kilómetros a la redonda, no sólo le salga gratis, si no que le regalen una subvención y la palmada en la espalda de vecinos y políticos. Muy triste.

domingo, 16 de abril de 2017

Bisbitas alpinos por el Angliru

El mes pasado aprovechamos una semana de Sol entre nevadas para visitar el Angliru, y nos encontramos con media docena de bisbitas alpinos (Anthus spinoletta).
















Aprovechaban que no había nieve para empezar con el período de cría, había mucho movimiento.









Los narcisos (creo que de la especie Narcissus asturiensis) llenaban todos los claros entre la caliza.











Un buen regalo para la vista y el olfato, los pobres soportaron una buena nevada unos días después.












Este invierno tan seco y sin nevadas se va a pagar caro en verano, cuando no haya agua en las fuentes y en los prados.










Se estaba genial, sin el follón de gente del verano.













Entre el Moncuevu...














...y el Barriscal.




miércoles, 5 de abril de 2017

Secando al primer Sol que pica

No son tímidos los cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo) del parque Isabel a la hora de secarse al Sol.














Y si hace una tarde tan magnífica, ni se inmutan ante los niños con el balón, los perros, los fotógrafos o lo que pase a su lado. Hace bien, que nadie le quite la tranquilidad que por desgracia no tienen en otras partes.

lunes, 3 de abril de 2017

Negrón común pintado a brocha gorda

Me encontré en una tarde fantástica de Sol en el Rinconín a un despistado macho de negrón común (Melanitta nigra), comiendo en el pedreru.











Tenía un resol importante, y, la verdad, no veía nada, así que tenía que pararme a ver en la pantalla lo que estaba viendo.












Y lo que veía me gustaba, ya que aparentaba, por el bulbo amarillo en el pico, poder ser un negrón americano.














Pero un par de giros de cabeza a izquierda y derecha me bajaron de la nube, demasiado negro en ese pico, que, curiosamente, tenía un desarrollo asimétrico del color, más anaranjado a un lado que al otro.










Acostumbrados como estamos a ver sobre todo hembras y juveniles de esta especie, fue refrescante ver a un macho tan cerca.












Y como vino, se fue...

sábado, 1 de abril de 2017

Gaviota de Delaware, "de Delaware" y canas en el Parque Isabel.

Pues sí, de todo hubo esta semana en el parque Isabel de Gijón, empezando por una bonita gaviota de Delaware (Larus delawarensis).












Nada que objetar a esta gaviota de Delaware de libro, un 1er invierno, por el desgaste del plumaje, casi un primer verano.




















Pico rosado y potente, color del dorso muy claro, algunas medialunas, mayor sensación general de robustez...












Tardó pero al final llegó la Delaware a Gijón.













Posteriormente, varios amigos me comentaron que se había identificado a otro ejemplar de la misma especie, con aspecto extraño, débil y con el plumaje muy raro. Con esa descripción, no tardé en localizar entre mis fotos a esta gaviota, que, efectivamente, tiene un aspecto extrañísimo. Yo la había dado por cana en el campo, viendo las fotos, podría efectivamente ser una Delaware muy muy flacucha.






Y seguía el festival de gaviotas canas (Larus canus), con 6 ejemplares. Hasta en la sopa.












De lo que ya casi no queda es de gaviotas cabecinegras (Larus melanocephalus), la mayoría ya se han ido.