domingo, 31 de mayo de 2015

La familia cascadeña

Ya vemos los primeros pollos volantones, y me alegré de incluir en el censo del SACRE, con su parada en Deva, una simpática familia de lavanderas cascadeñas (Matacilla cinerea).
Excelente lugar para criar, lleno aún de muros centenarios, grandes arboledas, árboles además maduros, y unas aguas limpias que albergan muchos recovecos donde criar, y no es el primer año que lo hacen en el mismo sitio.
Allí estaba el papá, con su precioso babero negro...



y la mamá, esperando a que saliesen los pollos.















2 pollitos muy monos, son volantones, necesitan ayuda para alimentarse, y van a estar explorando el mundo a su lado una temporadita.












Pero siempre tienen a sus padres cerca para ayudarlos en sus primeros paseos.












El vecino herrerillo común (Cyanistes caeruleus), a unos metros, no se quiso perder detalle, son fisgones por naturaleza.







sábado, 30 de mayo de 2015

Otro mirlo leucístico

De tarde en tarde se ve algún mirlo común (Turdus merula) leucístico, con mayor o menor proporción de plumaje blanco. Este estaba en la Senda Costera de Gijón.

miércoles, 27 de mayo de 2015

Playas deliciosas: L'Aramar y sus satélites

Me estoy aficionando muy en serio a la malacología, y esto me trae mucho a los concheros de L'Aramar, y por extensión, a valorar este paisaje tan pintoresco.
La propia playa de Aramar es un espacio muy poco frecuentado, con una carretera bastante terrorífica, pero que luego tiene una pequeña área recreativa y grandes posibilidades para los paseos.
Con marea baja se multiplican sus alicientes, y se puede acceder fácilmente a varios pedreros y playas aledañas, todas igual de vacías, paseables y perfectas para sentarse y pensar.
Si nos vamos hacia el este, tenemos la siguiente playa, la playa del Carmen.
Pero el accidente geográfico más reseñable es la isla del Carmen con la ermita del mismo nombre, que ya se ve desde lo alto de la carretera de acceso.
El acceso a la isla, a pie, y con cuidado, se hace entre las rocas, en marea baja. ¡Ojo a las mareas!
videoUna vez llegados a ella, ahora en primavera está en su máximo esplendor.
Desde la isla, una vista preciosa de la Bahía de Luanco.

Y el premio, para los más inquietos, de unos fondos marinos preciosos, unas aguas transparentes y un buen trampolín.

Como casi siempre, estas playas tan coquetas solo se dejan visitar correctamente a principios o finales del verano, en julio y agosto...bueno, como en todas partes, demasiada gente.

domingo, 17 de mayo de 2015

¿Dónde están los limícolas?

Seguimos esperando el paso, que hasta ahora ha sido muy pero que muy flojo.

El domingo pasado, como todos los años, colaboraba con los amigos de MAVEA, en concreto con César y con David, en mostrar las aves de Zeluán desde el observatorio, celebrando el día de las aves migratorias. Fue un éxito de público, que llenó el observatorio, pero un fiasco de aves migratorias.
Como estábamos enseñando en nuestros telescopios lo que había, César explicaba en alto que había un solitario chorlito dorado europeo (Pluvialis apricaria). Éste.








Pero lo que yo veía claramente era un individuo de chorlito gris (Pluvialis squatarola). Éste.










Como me fío más de las identificaciones de César que de las mías, y pensaba que estábamos viendo el mismo bicho a la vez, ya pensaba que me había dado una embolia, o algo así, porque no me cuadraba...hasta que nos dimos cuenta que estaban uno al lado del otro, y que eran 2 aves diferentes. Y es que por estas fechas no es nada fácil que coincidan los dos tan juntinos. Misterio resuelto.







De limis grandes, apenas un puñado de agujas colipintas (Limosa lapponica) y de zarapitos trinadores (Numenius phaeopus).









Y de pequeños. aún peor, con menos de 25 ejemplares entre correlimos comunes y tridáctilos, chorlitejos grandes, archibebes comunes, andarríos chicos y vuelvepiedras. Una birria.
Al menos teníamos a la vista una vistosa y reluciente gaviota argentea (Larus argentatus).
Y poco más. Seguimos esperando.

sábado, 16 de mayo de 2015

Una misma valla, tres pájaros muy distintos.

En el parque de la Providencia, un vallado muy querido frente al mar, y de espaldas a la gran ladera herbosa. Tres especies de pájaros con estrategias bien distintas, pero a las tres me las encuentro cada año por estas fechas en el mismo tramo de madera.


La collalba gris (Oenenthe oenanthe), de paso entre África y el Norte de Europa.





La lavandera boyera (Motacilla flava iberiae), una migradora también, pero que se para aquí frecuentemente y puede que críen en los alrededores.









Finalmente, una tarabilla común (Saxicola rubicola), sedentaria y muy activa todo el año.

viernes, 15 de mayo de 2015

Buscando un respiro

Después de una semana de mucha enfermedad en la familia uno solo espera que llegue el finde para respirar un poco y pasear. A veces hasta se conforma uno con mirar a la pantalla de ordenador e imaginárselo. Poco pedimos a la vida a veces, resignación.

martes, 12 de mayo de 2015

Anidando en la Campa Torres (y II): Gaviotas patiamarillas cantábricas y paxarinos de la sebe

Debía ser un espectáculo cuando (según me cuentan Xuanín, César e Isolino) anidaban por encima de las 200 parejas de gaviota patiamarilla cantábrica (Larus michahellis lusitanius) en las laderas de la Campa.








A mi no me tocaron esos buenos tiempos, y va a hacer una década que censo aquí y cada año peor, bajando de unas 120 parejas a las actuales cincuenta y pocas que pude ver, aunque aún hay parejas pensándoselo y puede aumentar la cifra.
Lástima porque es un espectáculo el guirigai que se trae la colonia, y cuando salen los pollos, entrañable y francamente divertido.





Respecto a los páxaros de la sebe, que crían en unas condiciones particularmente favorables aquí, además de otros como buscarla pintoja, escribano soteño, petirrojo, mirlo y zorzal común, lavanderas blanca y boyera, chochín, gorrión común, verderón común, jilguero, colirrojo tizón, cuervo, corneja negra, urraca (tomo aire) pardillo común, verdecillo, mosquitero ibérico, buitrón, y alguno más que se me olvida, pude ver "a ello" a algunas típicas especies residentes, como la tarabilla común (Saxicola torquata).







La curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala) ha pasado en la década que llevo viéndola de un encuentro raro a uno seguro.





Su prima la curruca capirotada (Sylvia atricapilla) nunca anda lejos.












Cierro con el acentor común (Prunella modularis), un dejà vu de años atrás, en circunstancias parecidas. parece que se va haciendo más abundante a la par que tolerante. Bonita palabra, tolerante.

Anidando en la Campa Torres (I): Cormoranes moñudos.

Una especie interesantísima que lleva anidando todos los años a la vista de los gijoneses (y de los visitantes, por ejemplo una pareja francesa que venían de puente a Gijón, que los veía a mi lado prismáticos en mano y me decían que alucinaban que no hubiese más gente en la Campa viendo las maravillas que tenemos, y tienen razón), es el cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis).






Sencillamente un alegrón ver que la renqueante población gijonesa, al menos cuando yo pasé hace 2 semanas por la Campa, bullía de actividad, con nada menos que 4 nidos, y un montón de papás ocupados montando nidos y, como en la foto, recogiendo material. Como me decía Juan, que de bichos de la Campa me da mil vueltas, estos cormoranes te montan un nido en un periquete, y así debió ser en este caso, porque de la nada, según me comentaba, mejor informado que yo, que ya los vi todos puestos, fueron apareciendo más nidos.










Como pasa cada año, al principio de la nidificación es muy difícil localizar los nidos en esta enormidad que es Cabo torres, pero en cuanto empiezan a salir los pollos el acúmulo de excrementos, el ruido y la frecuencia de las cebas hace indisimulable su presencia.










Me llamó la atención que en alguno de los nidos se estuviese aún incubando mientras en otros 2 había pollos, y al menos en uno, los pollos eran ya bien grandes.







Todo un éxito del que nos alegramos quienes de una manera u otra llevamos muchos años luchando a diferentes niveles tanto por esta especie como por la conservación del patrimonio natural gijonés, censando en condiciones penosas, no pocas veces enfrentándonos a cierta indiferencia de las autoridades y no digamos de quienes (afortunadamente son una molesta excepción) van a la Campa a pasear sus perros (afrontando una sanción administrativa), hacer botellón, dar voces como si fuesen niños, u otro tipo de actividades molestas y poco les importan las aves, no digamos los aficionados a la ornitología.



Evito intencionadamente cualquier referencia de la ubicación concreta de los nidos que oriente por sus referencias sobre la zona donde están, hay mucho chiflao y talibán por ahí entrando en los blogs a tocar las narices donde no se les quiere y sin invitación, y aunque afortunadamente la presencia continua, que desde aquí aplaudo, del SEPRONA, que está perfectamente informado de la importancia de estos nidos, y de la policía portuaria, a la que conozco personalmente, y desde aquí saludo, y que limita con éxito el acceso desde el puerto y por mar; y por supuesto, la inexpugnable mole del propio Cabo Torres, evitan que haya expolios o gamberradas peligrosas (además hay cámaras ocultas de vigilancia), pero bueno, por si acaso siempre es mejor ser prudente y enseñar lo justo: mostrar sin molestar.
Como vocal en Gijón de MAVEA, es para mí un orgullo personal y como grupo; y un agradecimiento por la confianza depositada, el disponer desde hace años de permiso oficial para observar y documentar en artículos y censos oficiales las aves que engalanan este espacio portuario y sus alrededores, y muestra de la seriedad de los que en ellos participamos cada año. Conozco a muy poca gente que voluntariamente quiera hacer daño a estas magníficas aves o a su entorno, pero involuntariamente, no todos se comportan igual, algunos por desconocimiento, otros por falta de experiencia, y por desgracia, unos pocos, muy pocos pero bien conocidos, por fastidiar.
Tan rodeados de potenciales molestias, parece que la construcción de la ampliación del puerto, al menos en este caso, claramente no parece haberles hecho abandonar esta localidad de cría, y me alegro infinitamente, y sobre todo es un alivio a la preocupación constante de cada año: ¿criarán esta temporada?

Bueno, vaya rollo. Próxima entrega, el resto de aves, 6 kilómetros de perímetro costero que bullen de pajarinos como en pocos sitios en el Norte.

sábado, 9 de mayo de 2015

Mariposas tempraneras

A mediados de abril ya eran muchas las mariposas que frecuentaban los campos de la zona central asturiana, las que os pongo son muy abundantes en estas fechas.

Empiezo por una migradora que llena localmente durante el paso las zonas rurales con sus gratos colores: la vanesa del cardo (Vanessa cardui).











En oleadas, va atravesando nuestra región camino del Norte de Europa.












La mariposa de los muros (Pararge aegeria) es de las más pioneras en Europa, y aparece en los campos casi en cualquier mes del año a condición de tener algo de calor y buen tiempo. Abundará durante todo el verano asturiano.
Este es un macho.






La blanca verdinervada (Pieris napi) también es de las más abundantes de la región, y enseguida la localizamos, ya desde febrero. Si no me equivoco, una hembra.

viernes, 8 de mayo de 2015

Patinos por la charca de Zeluán

Me acerqué hace dos findes al observatorio de la Charca de Zeluán y pude ver 2 familias de ánade azulón (Anas platyrynchos).











Después de casi 1/2 hora sin ver nada, de repente salieron en estampida 2 familias al completo, las 2 mamás con unos 15 patinos en total.










Estas mamás son abnegadas y prudentes hasta límites increíbles, pero con todo, seguramente no lleguen a adultos ni la mitad de los pequeñines.







Una lástima, porque son encantadores estos bichinos y porque dan mucho entretenimiento a la charca, seguramente seguirán usándola varias familias más, alimentándose de los ricos insectos que mantienen a raya para beneficio de los vecinos de los alrededores, y de la vegetación que está en su máximo esplendor anual.




Ajenos a tanta algarabía estaban los archibebes comunes (Tringa totanus)...













...y claros (Tringa nebularia), de paso ambas especies.
A las residentes gallinetas comunes (Gallinula chloropus), todavía no les vi las crías, pero seguro que lo intentarán.

martes, 5 de mayo de 2015

Tiempo de orquideas

Me encanta encontrarme con orquideas en mis paseos, son unas plantas que me fascinan y tengo unos cuantos ejemplares de invernadero en mi casa, aunque me gustan mucho más las salvajes que aparecen en esta época por toda Asturias.







Estas son, si no me equivoco, que podría, gallos (Serapias lingua), y me topé con ellas en el concejo de Gozón.












Aunque son una preciosidad, nadie debería llevarse estas flores para casa, son plantas muy difíciles de reproducir y de cuidar y es una pena que se mueran en un tiesto con lo mucho que lucen en los prados.

lunes, 4 de mayo de 2015

Zarapitos trinadores en la playa de Aramar

En la bonita playa de Aramar, además de mucha tranquilidad podemos encontrar buenos concheros para rebuscar en marea baja.
Mientras hacía esto, apareció un bando de 26 zarapitos trinadores (Numenius phaeopus).




Vi en directo la llegada, pero sobre todo, la oí, porque menuda algarabía montan.








Una hora después los vi sobrevolando la autopista "Y", estoy casi seguro que eran los mismos.










Un buen montonín de gaviotas patiamarillas (Larus michahellis), la mayoría ya están mudando parte del plumaje, que al estar muy desgastado, les da un aspecto muy clarito.









Una solitaria garceta común (Egretta garzetta) aprovechaba la bendición diaria que es para las aves la marea baja, un auténtico supermercado que abre cada 6 horas.











Buena playa para enseñar cosas, la de Aramar, a ver si la actividad de verano de MAVEA que ayudo a organizar cada año la podemos hacer aquí.