jueves, 25 de diciembre de 2014

Algunas anillas navideñas (I): Gaviotas grandes.

Siguen sin aparecer muchas gaviotas por mis lugares habituales, y aunque los buenos amigos siguen mandándome avistamientos para quitarme el gusanillo, tengo claro que fue el otoño gavioteril más gafe que recuerdo. Os pongo lo poco que pude ver.

Esta asturianina estaba en la Playa de San Lorenzo de Gijón, es AM8S, gaviota patiamarilla (Larus michahellis) de las anilladas aquí, seguramente en algún edificio de Gijón, aún no me respondió Isolino.










Prima hermana es la gallega ZLCL, por ahora no respondida, no se prodigan mucho por aquí, respondiendo a su tradicional sedentarismo y apatía por viajar.












A la que más vemos entre las gaviotas sombrías (Larus fuscus) es a la escocesa AC:77, anillada por Dave Grant, se ve casi a diario por la Playa de San Lorenzo.














De lo que más encontramos, gaviotas anilladas en las Islas del Canal por Paul Veron. Hasta 4 en el mismo día he visto, por ejemplo, este par de ellas:
7A6, muy conocida en la playa de Bañugues, adonde llega año tras año desde la isla de Guernsey.














También es ejemplo 7AK0, también de Bañugues, habitual viajera desde hace años entre Asturias y las islas del Canal.
















Una sombría no respondida, y a la que le tengo ganas y curiosidad es N562, que se supone anillada en algún vertedero español, a ver qué me cuentan.











Y poco más, de las que me mandan los amigos, se están viendo bastantes anillas francesa de sombrías de Julien Guernigon, algunas sueltas holandesas, galesas e inglesas y poco más, parece que este otoño y su benevolencia no nos están mandando demasiadas gaviotas a Asturias.

2 comentarios:

  1. Hola Iván:
    BLANCO N562 fue anillada como 1w en el vertedero de Villanueva de la Serena, Badajoz, el 6.11.2005.
    Ha sido vista varias veces, por la provincia de A Coruña, en Madrid, y en Portugal.
    Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Antonio, vas camino de la canonización...

      Eliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.