lunes, 3 de marzo de 2014

Gaviota tridáctila, adulta y sana, en la playa de San Lorenzo de Gijón.

Pongo lo de adulta y sana porque es en estas circunstancias en las que menos ejemplares se ven: o suelen ser inmaduras, o normalmente enfermas y / o petroleadas.












Pero no, esta venía muy bien, aparentemente. Estaba repasando unas docenitas de gaviotas cabecinegras, cuando me fijé en una gaviota que volaba justo delante mío, en círculo, con un volar muy diferente al que tienen cabecinegras y reidoras, que era lo que estaba enfrente.





Efectivamente, agarré los prismáticos y comprobé con sorpresa que era una gaviota tridáctila (Rissa tridactyla), inconfundible con esas patitas negras, el pico amarillo puro...









...y al ser adulta, el color de las alas en 2 tonos diferentes de gris (fijaos bien), y las puntas de las alas como si las hubiese mojado en tinta, sin espejos. La cola también contrasta mucho, blanca inmaculada, y con una forma inconfundible.








Con la suerte de ir a posarse justo delante de donde yo estaba. Fijáos los pequeñas que son las patas debajo del cuerpo.









Allí se quedó los 5 minutos que pude pararme a observarla, bien escoltada por las gaviotas reidoras (Chroicocephalus ridibundus), guapísimas en plumaje nupcial.

Sin duda un encuentro afortunado, ya que por desgracia encontrarse a adultos en la línea de nuestra costa suele significar animales destrozados por el temporal o las mareas negras.





Y había más cosas interesantes a su lado, en la próxima entrada.








8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Sí, la mayoría están muy pochas cuando las ves y te dejan un regusto agridulce.

      Eliminar
  2. Parece que llegó con ganas de descanso. Muy buena observación. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se echó una siestecilla, merecida seguramente.

      Eliminar
  3. ¡Me parece increible el ojo que tienes para las Gaviotas! para nosotros habría pasado totalmente desapercibida.
    Se notan los años de experiencia.

    Saludos desde León

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, esta es de las que "cantan" a distancia, ese pico, esas patas, esa manera de volar tan particular...

      Eliminar
  4. Ojalá que la última enbestida del mar le haya cogido refugiada.
    Es cierto que el Piles desbordado ha llegado hasta casi el Molinón? .Ha sufrido daños el Parque. ? Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi no, llegó bastante más arriba, fue increíble. El Parque en principio parece que está bien, la peor parte se la llevó el Muro de San lorenzo.

      Eliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.