jueves, 20 de marzo de 2014

Gaviota cabecinegra marcada, que no anillada.

Lleva con nosotros bastantes meses por diferentes sitios de Gijón una guapa gaviota cabecinegra (Larus melanocephalus) de 1er invierno, que aunque no lleva ninguna anilla, está marcada, y podemos identificarla de un vistazo.







Dolorosamente, lleva un trozo de plástico enrollado en su pata izquierda, y aunque es pequeño, ya le causa un clarísimo edema y dificultades para apoyarse sobre la pata, y por desgracia, si sigue enrollándose podría cortar la circulación y acabar amputada, lástima. Demasiados plásticos sueltos en la naturaleza.

6 comentarios:

  1. Pues sí, demasiados plásticos. Y nosotros los seres humanos, por listos, nos los comemos en el pescado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos la era del plástico y lo lamentaremos.

      Eliminar
  2. Ayer la estuve viendo, ciertamente, esa pata no tiene buena pinta. Desgraciadamente, cada vez es más frecuente ver este tipo de cosas. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi lo raro es ver a una gaviota sin este tipo de incidencias, lamentable.

      Eliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.