miércoles, 26 de febrero de 2014

Las del caperuzo

En estos días, aunque invernales, ya empiezan a manifestarse los primeros efectos en las aves de la migración prenupcial, y uno de los más fáciles de ver es el cambio del plumaje de las gaviotas, en concreto, de las gaviotas reidora (Chroicocephalus ridibundus) y cabecinegra (Larus melanocephalus).







En el caso de las reidoras, es espectacular ver cómo se revolucionan las hormonas y empiezan a teñirse las cabezas, desde la posición invernal inicial...









...casi sin darnos cuenta empiezan a verse motitas color chocolate...












...cada vez menos blanco en cabeza...












...y por estas fechas muchas están casi al completo en plumaje nupcial.











Más espectaculares aún las gaviotas cabecinegras, un poco más lentas en la progresión, pero aún más espléndidas.









El caperuzo será negro azabache, no chocolate como en las reidoras, y el plumaje de un gris tan claro que parece blanco, junto al pico tricolor hacen de esta gaviota todo un espectáculo, que por desgracia por el Cantábrico no se ve al completo, ya que pocos ejemplares llegamos a ver con el plumaje nupcial ya completo.
Una lástima.

8 comentarios:

  1. Espectacular ese primer plano de reidora, da gusto ver los detalles de la muda. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me encantan cuando están en ese punto.

      Eliminar
  2. Muy buena la le entrada, se aprende todos los días contigo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra y me enorgullece que me digas esto, si no fuese así sería un poco inútil seguir con el blog.

      Eliminar
  3. Que guapas...en la primera el detalle de la muda es una pasada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que en este parque da gusto lo que se acercan a tí.

      Eliminar
  4. Ese chocolate y nata de la reidora una pasada. Coincido con Belén en lo del aprendizaje. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, yo aprendo de todos vosotr@s también, así que encantad@s tod@s.

      Eliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.