jueves, 14 de noviembre de 2013

Unos gansos raros de narices (o de picos)

Los que vimos el otro día por el Parque isabel, en concreto, 3 como este, ¡vaya bichos!
Pues esto es lo que sale cuando mezclas...











...a papá ánsar indio (Anser indicus)...


















...y a mamá barnacla canadiense (Branta canadensis).











No seré yo quien se oponga al mestizaje, porque el amor en estos casos siempre gana a las normas establecidas, y en este parque son muchos los casos de aberraciones de este tipo.

Como en los bebés humanos, una atenta observación saca cosas de los 2 padres.

Las patas, el cuello y el pico, de papá; el tamaño, el cuerpo y los andares, de mamá.
Todos contentos, pues...

8 comentarios:

  1. Desde luego, ese parque es una mina, un cúmulo de sorpresas!! jeje

    Se agradece la información Ivan.
    Creo que esto de los gansos lo mencionasteis el otro día, allí en el parque, a la vez que observabanos a la pequeña Cerceta Carretona...
    Yo era el de barba, el de la cámara pequeña.

    Un saludo,
    Félix

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya por Dios, pa un día que nos cruzamos, ¡y no nos reconocemos! La próxima vez ya retomamos.

      Eliminar
  2. Una buena observación que a mi me hubiese pasado por alto. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy, difícil pasar por alto a estos chiquillos tan extraños.

      Eliminar
  3. ¡Alegría inmensa me da saber que conoces las especies que andan por el Parque!, ayer me dio por fotografiar todo lo que pude y echaba de menos poder identificar las especies, así que te seguiré para ir aprendiendo, hay un cisne negro que me trae loca. Un abrazo de agradecimiento.

    ResponderEliminar
  4. Hoy, después de leer tu entrada los he estado observando, interesantes. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que son curiosos, un poco feuchos pero interesantes.

      Eliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.