jueves, 11 de abril de 2013

Gaviotas urbanas: mejor prevenir que curar a fesoriazos


Mi amigo Fernando, que tiene una casina en pleno casco urbano de Gijón, me manda el video que os pongo debajo.

No es mi amigo muy amante de las gaviotas, y al ver que había una pareja con claros signos de querer criar, decidió intervenir antes de que la pareja pusiese huevos y aumentasen las molestias.
A los gavioteros nos encantaría que una pareja de gaviotas patiamarillas cantábricas (Larus michahellis lusitanius) se reprodujese en nuestro propio hogar, alguno hasta se pondría a marcar los pollos, pero entiendo perfectamente que las molestias que ocasionan estas gaviotas urbanas son grandes, y en estos casos, siempre es mejor la solución de mi amigo (retirar el nido y que se vayan a otro lugar más tranquilo, cosa que seguramente harán), que la otra solución, más tardía, que es en el mejor de los casos retirar los huevos, y en el peor, que es el que se hizo durante años en Gijón, matar a los pollos, cosa doblemente cruel, ya que además impedimos que la pareja se reproduzca, o las obligamos a hacer una 2ª puesta fuera de fechas y posiblemente sin éxito.

video
Sobre este tema hay mil opiniones, pero personalmente creo que Fernando hizo lo correcto.

8 comentarios:

  1. Hola amigo Iván!!
    Mi novia vivió un par de años en una zona de Gijón con gaviotas en los tejados, a diferencia de los vecinos "quisquillosos" que prostestaban (aquellos que les molestaba un estornudo o arrastrar una silla del vecino de arriba pero que casualmente no escuchaban a sus perros ladrar día y noche...) nosotros sin ser gavioteros estábamos encantados con ellas, y nos pasábamos las tardes contando pollos, siguiendo sus evoluciones y peligros etc.

    Hasta que aparecía por el tejado el señor de "negro" con su negra bolsa contratado por el ayto. y nos jodia la fiesta, la tarde y la temporada de cría para las afanadas gaviotas. Buenos insultos le dediqué por la ventana al pobre rapaz..

    La gente por norma general no quiere que le moleste ni el aire en la cara, pero claro tampoco se han parado a pensar a grosso modo el por qué las gaviotas han decidido criar allí y no en un acantilado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El año pasado en el tejado de enfrente de mi madre criaron las patis, salieron 2 pollos preciosos, no molestaron a nadie, y fue un placer ver cómo crecían, aunque lo pasamos mal, sobre todo mi madre cuando hacía viento o llovía, ya que la inclinación del tejadoe ra grande.
      Con todo, y con la ayuda de las toneladas de pan que les tiraba mi madre, los pollos milagrosamente sobrevivieron, y estaban cuquísimos en sus primeros torpes paseos.

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo, yo tengo una pareja de gaviotas que cría todos los años frente a mi casa y me encanta verlas, pero no es mi tejado. Comprendo que haya gente que no le guste tanta molestia, y el mejor momento para evitarlo es éste, antes de que ponga la puesta. Ahora volverán a hacer un nido, quizá en otro lugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente monten el nido en alguna de las casas deshabitadas del vecindario, pero como dice Juancho cuidado con los hombres del saco.

      Eliminar
  3. Acerca de por qué las gaviotas anidan en los tejados, si que me lo pregunto. Y me gustaría que si alguien tiene una respuesta me la aportara. Para mi es que han perdido, en su mayoría, la capacidad de sobrevivir –no hablo de alimentarse- y la masificación también las perjudica. Todo está inter relacionado. Esto daría para mucho más. Insisto, me gustaría conocer otras aportaciones.

    En cuanto a las molestias que derivan de lo ruidosas y estridentes que pueden llegar a ser, y cansino el piar de los pollos, es vivirlo en las circunstancias y desde la percepción del que así lo está viviendo. Como la mayoría no tiene mucha idea acerca de este modo emocional de empatizar, se pueden derivar otras muchas anomalías... de todos, tanto los que gustan de las gaviotas, como de los que odian a los perros :)))
    Solemos ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.... ya sabéis el dicho... o así lo pienso. Para mi estos modos de comportamiento son un modo interminable de no comprenderse nunca. Quizá por eso nos acercamos a los animales, porque, así lo pensamos, no hablan. Para mi otro error, porque también tienen sus peculiaridades. Véase sino la controversia de gaviotas en los tejados si, gaviotas en los tejados no :)

    Y ya me callo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gaviotas anidan en los tejados porque les resulta muy fácil alimentarse en las zonas urbanas de los desperdicios que les damos en cantidades industriales.
      Cuando el vertedero local se hizo peligroso para las gaviotas, descendió mucho el número de gaviotas urbanas, y tuvieron que ingeniárselas como toda la vida para conseguir alimento, que es lo ideal en una especie que hasta hace muy recientemente era un ave marina más.
      Los odios son difíciles, como los amores, de racionalizar: yo adoro a los perros y me ha dado problemas, ya que me ha mordido más de uno por exceso de confianza, no entiendo que puedan verme como un enemigo; en cambio tengo fobia a las arañas y si las veo en mi casa me las cargo, aunque sepa que no me van a picar no puedo dormir pensando que hay una cerca, somos así de emocionales.

      Eliminar
    2. Si, así parece. Dije mal alimentarse, más bien habría de decir comer. Alimentarse es algo distinto, para mi.

      Si tienes interés en saber por qué algunos perros te han podido morder, dímelo, por favor.
      En cuanto a las fobias. Son miedos alimentados por la ideación y apego al miedo. Y, aunque no siempre, por llamar la atención. Necesidad de afecto. Somos y vivimos como, y con, lo que pensamos.
      Bueno, yo no usaría la palabra emocionales, porque la gama emocional es tan amplia y sutil, que centrarse exclusivamente en tres o cuatro emociones nos limita mucho entender y entendernos. Diría que estamos confundidos. Pero, si piensas que ya lo sé todo y que lo que yo te pueda aportar no te va a aportar nada, lo dicho, ya me callo :)
      Gracias :)

      Eliminar
    3. Igual que con las personas, tiendo a pensar que todo el mundo es bueno, pero como con la personas, hay perros a los que han vuelto locos y que muerden por mera costumbre.
      Por convicción soy culturalista, me crié en una infravivienda muy húmeda y fría en la que entraban todos los bichos de la calle, entre ellos arañas, varias de las cuales me picaron, y no me he deshecho (en ello estoy) de la repulsión a estos artrópodos.
      Quizás escogí emocional y debería haber dicho emotivos.
      Y no te calles, todo lo dicho con respeto es digno de ser ecuchado y valorado.

      Eliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.