lunes, 11 de marzo de 2013

A las garcillas bueyeras se les pegaron las sábanas

Y es que antes, para pillarlas en el dormidero del parque Isabel, había que llegar literalmente de noche, porque al 1er rayo de Sol, se iban dirección la ría de Villaviciosa...pero ahora...












...puede que sea la santa pachorra, o la simple constatación de la seguridad que ofrece el parque, o la compañía de otras garzas que se pasan aquí todo el día...


...sea lo que sea, las aproximadamente 30 garcillas bueyeras (Bubulcus ibis) que me encontré, no tenían ninguna prisa por despertarse. Hacen bien.












4 comentarios:

  1. No sé si son esas otras o parte, pero hay un grupo de unas doce que frecuenta los prados que hay entre la autovía minera y el Parque Fluvial del Río Piles; las he visto tres veces en los últimos quince días yendo desde Mareo a Granda. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, normalmente se dispersan bien temprano.

      Eliminar
  2. Parecen frutos y flores del propio árbol. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, desde lejos son como bolas de algodón, cuando duermen.

      Eliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.