lunes, 18 de febrero de 2013

Havelda y otras faunas del Embalse de San Andrés

Ya sabéis que hace tiempo que dejé de seguir las rarezas, por razones que no vienen a cuento, pero me había picado Miguel con sus buenas fotos del havelda (Clangula hyemalis), y volviendo de Zeluán decidí parar.













Hace tiempo que no paro en este embalse que tanto me gustaba antes, pero es que entre que no hay desde dónde observar o fotografiar bien (me disculpo de antemano por las pésimas fotos), y que el embalse está degradándose a pasos agigantados, me da todo un poco de pena, la verdad.








Pero bueno, estuvo bien, y allí estaba el havelda, al que hacía bastantes años que no veía, antes era más frecuente verlos por Gijón, ahora son muy esporádicos en sus apariciones.

Es un pato atípico, por sus colores, su forma y sus costumbres, y de lo que ya no me acordaba era de lo mucho que bucean y lo que cuesta seguirlos.





Por lo demás, la fauna habitual del embalse, lo más interesante, havelda aparte, los 8 zampullines cuellinegros (Podiceps nigricollis), uno de ellos estaba ya casi en plumaje nupcial, aunque no hay foto, era una maravilla.







También había una pareja de sus parientes, los somormujos lavancos (Podiceps cristatus). Esperemos que vuelvan a criar este año aquí.







Había otros 2 zampullines chicos (Tachybaptus ruficollis), bastante habituales y numerosos en esta lámina de agua, se medio intuye uno en esta foto junto a las también abundantes fochas comunes (Fulica atra).



De patos, había, muy escondidos, un grupito de porrones europeos (Aythya ferina)...





...y algo más esquivos, pero abundantes, los porrones moñudos (Aythya fuligula).



Varias cercetas comunes (Anas crecca).
Estaban acompañadas de varios ánades azulones, se echaron de menos los cucharas europeos, que tienen aquí un buen punto de invernada.




Y una graza real (Ardea cinerea) entre los sauces, esperemos que sepa salir de tal maraña, estaría buscando a sus habituales vecinos la garceta común y los cormoranes grandes, de los que no había rastro.

Creo que tendré que volver a parar más a menudo, merece la pena, aunque las fotos salgan de pena y se vea todo muuuuuuuuuuuuy de lejos.

8 comentarios:

  1. Al havelda lo he tenido mejor de luz y más cercano que tú lo has tenido, por eso están algo mejor las fotos.
    Es un sitio realmente difícil para ver y para la fotografía.
    Habrá que presionar más con el tema del embalse.
    Gracias por la mención y saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que eres modesto, tus fotos son buenas, las mías testimoniales.
      Lo del embalse, como todo lo que depende del hindú, de Vitorino o de unos cuantos "prohombres" más, que parece que son unos seres sobrenaturales a los que les debemos algo, pero que en el fondo se valen de nuestro trabajo e impuestos para ser simple y llanamente asquerosamente ricos, es cuestión política, y mientras los políticos se bajen los pantalones ante estos tíos que los untan, y no ante nosotros que con nuestros votos somos realmente quienes los ponemos ahí, situaciones como la del embalse seguirán enquistadas por los siglos de los siglos, amén.

      Eliminar
  2. Pues que suerte ver algo; cada vez que voy me prometo no volver. El sábado antes del Botánico pasé por allí y no encontré NADA.
    Intuyo que estás mejor, me alegro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, sí estoy mejor, hasta la próxima, supongo.

      Eliminar
  3. Una pena lo del embalse, por lo menos sigue teniendo algo de vida para pasar el rato, y en este caso volver a ver los Haveldas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue habiendo cosillas, pero no es lo que era ni de lejos, por desgracia.

      Eliminar
  4. Es lo único que me echa para atrás en el embalse, esas distancias para ver bien los patos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que son más de 500 metros en línea recta, y son muchos metros para poder disfrutarlo bien.

      Eliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.