miércoles, 21 de noviembre de 2012

Pardelas baleares

Las pardelas baleares (Puffinus mauretanicus) aparecieron en esta salida marina, pero en número muy escaso.










Son más tímidas que sus congéneres, y entraron poco al macizo que preparó Xuanín, aunque sí que alguna entró.








Más pequeñas y regordetas, en relación a sus primas, y de un color indefinible entre el negro, el gris y el blanco, que forma un color "sucio" sin límites definidos entre dorso y vientre, suelo verlas desde la costa formando trenes, y desde el barco me parecieron muy simpáticas.






Busqué a sus primas, las pardelas pichonetas, que también son visibles en la costa asturiana a partir de agosto, pero sinceramente, el único ejemplar que, desde el barco, creí que lo era es este.










Como veis, y como vi yo, no estaba muy claro, por la sombra, si las plumas infracaudales eran blancas puras o grisáceas, y no hay un borde nítido que separe el negro y el blanco.

Además, las patas sobresalen (poco) por detrás de la cola, cosa que no debería suceder en una pichoneta.





Pero fue al elevar el ala cuando se desvaneció la posibilidad de que fuese pichoneta: tiene esas líneas axilares color chocolate que nunca tendría una pichoneta. Era otra balear.
Sí que creo que Jorge Valella vio alguna suelta, a mí, desde luego, se me escapó.

Próximas entradas: ¡Skuas!

14 comentarios:

  1. Por lo que vamos viendo la travesía ha sido de lo más fecunda. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Las baleares son las más tímidas y modestas de las pardelas, pero presta mucho verlas. La última es la típica con pinta de pardela mediterránea (yeolkouan), dicen que no llegan aquí, pero...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como las meigas, los que entienden mucho de esto, dicen que haberlas, haylas, pero no seré yo quien lo afirme.

      Eliminar
  3. Tengo anotadas 4 pichonetas, pero como dices fueron sueltas y se perdían entre la muchedumbre de las otras especies, además no se unieron al barco casi nada de tiempo. Todas estas fotos me hacen acordarme de aquel día. Parece que no pero fue todo el mismo día! Muy buen reportaje el que nos enseñas, ya tengo ganas de los skuas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy, ya verás los skúas, que fotos rapiñando, dan auténtico miedo.

      Eliminar
  4. Passando para visitar vc.
    O blog cada dia melhor.
    Passe lá no meu cantinho

    bjs

    Selma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eu vou parar em breve. Obrigado pela sua visita.

      Eliminar
  5. Les has dao bien a las pardelas...No se te escapa una!!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo faltaron los paíños, a ver el año que viene.

      Eliminar
  6. Chapó por la entrada y por todos los comentarios... ¡ madre mía, que dominio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los que comentan entienden mucho más que yo, por eso son tan valiosos los comentarios.

      Eliminar
  7. Yo nunca he ido a una salida en barco, pero vamos que gracias a ti y a éstos capitulos, ya sé lo que me puedo encontrar con un buen día...
    un saludo amigo Iván!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, pues conociéndote un poco, te iba a algo más que encantar.

      Eliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.