lunes, 15 de octubre de 2012

Salida a ver aves marinas: una explicación

Hace unos 10 días me fui a ver aves marinas con los amigos de wildwatching, desde Gijón.

Muchos me habéis preguntado por las fotos, y por qué no las estoy colgando (aunque salieron más que bien).
Bueno, es muy sencillo: como podréis comprobar por mis entradas, estoy ahora procesando las actividades y los temas ¡de agosto!, así que voy con mucho retraso, y prefiero ir metiendo entradas cronológicamente, para no liarme.
¡Os ruego un poco de paciencia!


Aunque las observaciones desde tierra de los días anteriores invitaban al optimismo, no las tenía todas conmigo.
Pero esta vez todo salió perfecto: el tiempo, de verano, el oleaje y el viento, nulos durante la mayor parte de la travesía.
Como en la anterior ocasión, los anfitriones Luis Frechilla y Jorge Valella iban cantándonos cada nueva especie (y fueron muchas) que aparecía.
Y esta vez íbamos con el mayor experto en el mundo mundial en el manejo del macizu (chum): Xuanín, que tenía el día pletórico, y consiguió que se nos pegase durante muchas horas una balsa entera de varios miles (no exagero) de pardelas y gaviotas.
video
Lástima de paíños, y no es que no se intentase, porque Jorge y Xuanín tenían el cebo preparado, pero no les apeteció aparecer. Otra vez será. Con todo, se observaron todas las especies de págalos, 3 de charranes, 5 de pardelas, alcatraces de todas las edades, y 3 de gaviotas.









video
Pero lo realmente importante no fue solo la cantidad de especies, sino la cantidad numérica de aves que se vieron, miles, muy concentradas, y a escasos metros de nosotros, lo que nos permitió ver a estas aves zambullirse literalmente a nuestros pies. Ver a los alcatraces picar a nuestro lado, a las pardelas bucear una tras otra incansable, a las gaviotas pelearse por el pescado, a los charranes pescar elegantemente y a los págalos, a veces en bandos de 4 ó 5, hostigando a todas las demás aves para apoderarse de sus premios, no es algo que se olvide pronto.



videoEn total gasté 3 tarjetas de memoria, unas 2000 fotos, y eso que al final, viendo que me quedaba sin "armamento", opté por dejar de tirar las fotos en ráfaga, y las disparé una a una.
De estas 2.000, unas 250 son fotos aceptables, de estas, unas 100 buenas, y otras 50 son mucho mejores de lo que yo mismo podía creerme al verlas en la pantalla del ordenador.
Esto hace que tenga una tarea enorme de procesado de fotos, pero cuando lo termine, habrá merecido la pena.




Mientras tanto, para matar el gusanillo os pongo en esta entrada unos vídeos, hechos con el iPhone, porque la cámara ya no tenía más tarjetas libres. Aunque son vídeos muy malos, y además ya están hechos a la vuelta, cuando ya no quedaban ni el 10% de las aves que habíamos podido disfrutar, si os fijáis, aún quedan, además de muchísimas gaviotas, unas cuantas pardelas cenicientas, capirotadas y sombrías, unos alcatraces, y hasta un par de págalos grandes que se pasan por allí.


De verdad: os van a gustar MUCHO estas entradas cuando las saque, calculo que dentro de unas 2 semanas, así que esperadme un poco, que merecerá la pena, hay fotos alucinantes, aunque ni la mitad que estar allí en vivo, para eso no necesito tarjeta de memoria, se queda en mi cerebro, mientras viva.
Pues nada, en unos días, empiezo a soltar fotos, va a dar para muchas entradas, ya os amenazo...
¡Hasta entonces disfrutad de mis otras entradas!

8 comentarios:

  1. Me alegra saber que aún quedan muchas aves volando por esos mares y que tu estás dispuesto a inmortalizarlas. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedan, quedan, aunque desde tierra ni se sospechan siquiera.

      Eliminar
  2. ¿ Como llevas el tema del mareo ? Me llevaron un par de veces a pescar y no lo pasé nada bien. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salí 3 veces este año, y en ninguna me maree, pero es que hacía una mar buenísima, con más olas ya no diría tanto. Como todo, es un tema en gran parte de sugestión y de entretenerse en algo, y acabas olvidándote que vas a bordo de un barco.

      Eliminar
  3. Yo también me mareo demasiado, así que me conformo con estas fotos tuyas, y sin prisa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy seguro que te hubiese encantado la experiencia...¡anímate el año que viene!

      Eliminar
  4. Tranquilo que de lo de llevar retraso en el blog sabemos más que nadie. Y en tu caso ahora sobre todo :-). Seguro que por lo que cuentas valdrá la pena esperar, estaremos atentos. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En parte me alegro de ir retrasado, porque significa que hay muchas cosas en stock y que me lo pasé muy bien.

      Eliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.