lunes, 18 de junio de 2012

Playas deliciosas: San Antonio del Mar

Ayer tiramos la toalla de esperar que algún fin de semana los currantes tengamos la oportunidad de disfrutar del buen tiempo que vemos desde las ventanas (el que las tenga, yo ni eso) durante la semana laboral, y nos fuimos a buscar playas nuevas por Llanes.
Nos salió bien, así que esta playa se va directa a mi lista de favoritas.

El mal tiempo hacía que hubiese muy pocos turistas, y los que había eran de los que a mí me encantan: educados, silenciosos, respetuosos, y yo diría que extasiados ante lo que veían.
Dentro de un mes este arenal estará lleno de otro tipo de personal, pero no por ello la culpa la tiene la playa, así que aquí os la traigo.

La playa de San Antonio del Mar está en el concejo de Llanes, Asturias, y se accede desde el pueblo de Nueva, en dirección Norte, avanzando con el coche hasta el núcleo rural de Picones.
Una vez allí, dejamos el coche y avanzamos caminando por una pista muy amable, unos 10 minutos, hasta que llegamos a un cierre ganadero, que muy inteligentemente, protege el litoral del paso de todoterrenos, y filtra el tipo de gente que llega a la playa. Serán imaginaciones mías, pero cuando hay que caminar unos pocos centenares de metros, las playas mejoran exponencialmente.
Bueno, pues antes de llegar a la Ermita de San Antonio, colgada del acantilado, un caminillo aparece a la derecha y nos lleva a esta sublime playa, aunque me parece más cala que playa porque es de reducidas (pero gloriosas) dimensiones.

Lo tenéis en el mapa, el camino que seguimos está en verde (dimos muchas vueltas, cosa que me encanta hacer y pocas veces tengo la oportunidad).









La playa de San Antonio tiene una arena tostada muy fina, de las más agradables que haya visto en Asturias, y aunque la conocí en marea alta, es una preciosidad, limitada a ambos lados por unos acantilados de lapiaz que las olas besaban con bastante brutalidad. Hay cuevas en todo el borde externo, y, al menos en marea alta, me pareció que la mar era bastante brava, ¡precaución!
Estábamos unos cuantos textiles (más que por pudor por frío), y algunos nudistas de la 3ª edad, todos en un ambiente de mutuo respeto que me encantó, y no se oía ni un ruido, si acaso, el trino de las alondras y los zarceros, una gozada.

El agua, fría, pero limpísima, ¡aún hay esperanza!
Dentro de unos días, cuando el turismo de masa llegue a Llanes, el panorama será distinto, pero creo que aún es buena playa para junio y septiembre.

En todo caso, el interés real de esta playa es que está engarzada como una joya en un paisaje de ensueño, bajo la ermita, rodeada de acantilados de lo más fotogénicos, y a la vera del cabo de San Antonio, lo que la hace ser el centro de gravedad de un conjunto que personalmente, me dejó en estado de plena felicidad.
Esta playa hay que pasearla, y hay que rodearla con la mirada para poder ser disfrutada a conciencia.

Os preguntaréis por los pájaros: había, muchos e interesantes, os los pondré en otra entrada esta semana.
Pero, como en el caso de la playa, las aves estaban dentro de un conjunto paisajístico único, porque ya no abundan por Asturias los praos litorales, con sus setos vivos, con sus murias de piedra, con su ganao roxo, y con sus ondulaciones apropiadas para hacerle una emboscada inesperada a tu pareja y retozar.


Creedme, bajo este cielo, y con esta mullida almohada, se puede uno morir de gusto.

11 comentarios:

  1. Famosa playa nudista, no digo de qué años, para no parecer tan mayor, aunque parece que bien describes a los usuarios...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues al menos en la última década, debió perder la condición de famosa, es el tiempo en el que puedo hablar con conocimiento de causa sobre el tema del culete al aire, pero desde luego el reencuentro mereció la pena, a veces es mejor ser menos famoso y más feliz, en algunas playas, como sucede tristemente en mi muy llorada Torimbia, ahora en verano no iría ni por dinero, el espectáculo es bastante lamentable.

      Eliminar
  2. Pues esperaremos el sol y el verano como agua de mayo, pero para mi, que soy de interior, prefiero verlas con esos nubarrones y ese toque "tristón". Buenas fotos y crónica Iván.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gustan las nubes...pero el agua de lluvia la odio...

      Eliminar
  3. Pedazo fotacas!!!
    Unos paisajes impresionantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El paisaje era una maravilla, es que Llanes es mucho Llanes.

      Eliminar
  4. preciosas imagenes de esta playa
    con sol tiene que ser mas bonita aun
    me gusta mucho la toma en B/N
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ángeles, con Sol y marea baja, tiene que ser de infarto, el problema es que en esas condiciones estaría seguro llena de gente.

      Eliminar
  5. Hola, fenix, acabo de descubrir tu blog y quiero felicitarte por tanto caminar... Gracias por haber consultado mi antigua guía, si quieres te cuento alguna playa "secreta" que no está en ella. Un saludo. Belén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer y un orgullo verte por aquí. Tu guía fue una revelación en aquella época en la que no había móviles con GPS y conexión a internet, me sirvió para empezar a conocer las playas asturianas, y ahora aún lo uso bastante.

      Eliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.