viernes, 1 de junio de 2012

Casi me olvidé de este cormorán grande


Hace tiempo que tenía una deuda con este joven cormorán grande (Phalacrocórax Carbo) que apareció esta primavera por el Parque Isabel de Gijón.






Se portó fenomenal, se dejó retratar con total naturalidad, y no puso reparos a que modificase los parámetros de mi cámara buscando optimizar los resultados, así que, aunque ya no esté en Gijón, y no sea de actualidad, lo saco aquí como homenaje.










Que todos sean así de buenos y pacientes, y que el año que viene dejen de cazarlos estúpidamente y vuelvan a tener confianza en la raza humana.









Lo dudo, con la que está cayendo, hay que poner muchas cortinas de humo para que la población no pase a cuchillo a políticos y banqueros, y pegarle tiros a la fauna suele ser una buena maniobra de distracción, así que pobres de los cormoranes, lobos, garzas y demás, les espera una mala racha, no digamos si nos salimos de la Unión Europea (cosa que yo, personalmente, doy por hecho).

4 comentarios:

  1. No te quepa ninguna duda de que nada va a mejorar....y eso que todos somos susceptibles de hacerlo. Pero los que más lo necesitan, más se empecinan en su necedad.
    Me hace gracia que salgan diciendo que tenemos que sacrificarnos...es que me parto...ello/as, que no van a pasar un apuro económico en su vida!.... Y un juez profundamente católico dándose unos lujazos que lo flipas!! Y tan profundamente! vamos! que ni ve sus convicciones de lo abisalmente profundas que las tiene!
    El dinero nos pudre, nos hace desconfiados y superficiales...y nunca tenemos bastante....

    Disfrutemos de la vida, amigo!

    ResponderEliminar
  2. Que chulo es el tío!!!Como posa...
    Que no se le ocurra asomar el pico por el Nalón o el Caudal que lo fríen a tiros la "buena gente" esta que hay por aquí.
    un saludu Iván.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiado "territorio comanche" en los ríos asturianos.

      Eliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.