sábado, 5 de mayo de 2012

Chorlitos y chorlitejos (en el Rinconín)

Después de una maratoniana jornada con el SACRE de la SEO, del cual hablaremos más tarde, volví al Rinconín, en la playa de San Lorenzo de Gijón, para retomar los limícolas que se atrevieron a parar aquí en su viaje de regreso al Norte.

No fueron muchos, pero sí muy guapos.
El que más se acercó fue uno de los 3 chorlitejos grandes (Charadrius hiaticula), precioso, y, subjetivamente, delgadito.











Una preciosidad nada tímido y muy relajado a mi lado.













No controlo mucho de limis y sus variedades. A mí me parece una hembra, por el barrado oscuro pero no negro cerrado, y por su gracilidad, pero no las tengo todas conmigo. También me parece de la subespecie tundrae, del alto Ártico, por su color oscuro en el dorso, la falta absoluta de anillo ocular y ciertos detalles de la distribución del negro en el pico, pero lo dicho: ¡No controlo! Si meto la pata, muy posible, os lo pongo, con la opinión de alguien realmente experto.
Actualización: parece que (de milagro) acerté...



Los otros 2 ejemplares correteaban en compañía de 3 chorlitos grises (Pluvialis squatarola).









Estos eran más nerviosos, y se lo ponían difícil a los fotógrafos profesionales que estaban apostados a lo largo y ancho de la playa.










Los chorlitos grises, a pesar de su color aparentemente fácil de reconocer, y su diseño vermiculado, eran sorprendentemente difíciles de localizar entre las rocas y la arena.






Aún no tenían completamente mudado su plumaje al reproductor, pero seguían siendo preciosos.


Hay mucho "mono" de limícolas, y es que el paso está retrasado y escaso en efectivos, y cualquier ejemplar se degusta con fruición.







De gaviotas, parecido, al menos por Gijón, poco paso, y muchas gaviotas sombrías (Larus fuscus) aún por aquí.



Las gaviotas patiamarillas (Larus michahellis) dominaban numericamente. Muchas de las gaviotas, con el plumaje muy gastado.
Mucho movimiento en la playa...




Y una solitaria gaviota cabecinegra (Larus melanocephalus), entre las gaviotas grandotas.

El partido parecía entretenido, pero yo estaba molido, así que me fui a casa.






8 comentarios:

  1. Guapos los limis!!!
    iba a pasar por alli por la mañana pero al final me decidí por el parque, pues cuando me asomé por la playa habia mucho jaleo...y para volver cabreado para casa...

    un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cuestión de suerte. Cuando pasé a 1ª hora haciendo el SACRE estaban muy lejos, luego al mediodía, bingo.

      Eliminar
  2. A ver si aguantan a mañana. Hoy en Poniente seguía el negrón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo lógico sería que fuesen en aumento, lo que pasa que con el buen tiempo la convivencia con la población se va a hacer complicada, además me apuesto un premolar a que a estas horas que escribo allí donde los encontré está lleno de abuelitas en tetas...y no les hará mucha gracia que aparezcan tipos sospechosos con teleobjetivos ;-)

      Eliminar
  3. Muy guapes fotos Ivan,el chorlito gris está guapisimo con esa pluma de gala.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún les queda un punto de cocción para tenerlo perfecto. Los que vi hoy en Zeluán sí que era blanco y negro puro.

      Eliminar
  4. preciosas limis
    esperemos que se anime poco a poco la cosa
    saludos

    ResponderEliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.