sábado, 18 de febrero de 2012

Las Delaware, cabecinegras y ciento y la madre gaviotas: El Rinconín a pleno rendimiento.

Pues sí, después de ver cómo anillaban a los vuelvepiedras el pasado domingo, y de camino al Parque Isabel, disfruté como un enano con una gaviotada en domingo en el Rinconín, fenómeno extraño hoy en día por la multitud de molestias que suelen suceder ese día a esas horas. pero esta vez estaba aquello genial, y la única dificultad era llegar a saber qué se escondía entre tanta gaviota dispersa, así que vamos a ver algunos ejemplos de lo que uno podía encontrarse. (Ver montaje en grande). Hay para entretenerse.

Pues por ejemplo, una gaviota de Delaware de 1er invierno (Larus delawarensis).





Con un vuelvepiedras (Arenaria interpres).









O una gaviota de Delaware adulta.









Tampoco faltaban unas decenas de gaviotas cabecinegras (Larus melanocephalus), aunque ninguna (desastre) anillada.
Van mezcladas con las aún más abundantes gaviotas reidoras (Larus ridibundus).




Entre las gaviotas grandes, siempre hay una gaviota patiamarilla (Larus michahellis) que parece pero no es una gaviota argentea.









Aunque en este grupo de gaviotas patiamarillas y sombrías (Larus fuscus), sí que hay una gaviota (la de la derecha) que sí que podría encajar como argentea (Larus argentatus).






Bueno, pues no estuvo mal para ser un domingo por la mañana...

2 comentarios:

  1. Por fin se ve algo de movimiento en las playas
    buena entrada
    saludos ivan

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Ángeles, ahora que empieza se nos acaba este invierno extraño.

    ResponderEliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.