lunes, 20 de febrero de 2012

Gaviotas en el parque...y un pinzón

Estros días en el Parque Isabel de Gijón hay un montón de gaviotas, dejan acercarse mucho, y esto permite estudiarlas en detalle, que es lo que me gusta. Os dejo unas fotos.
Esta gaviota cabecinegra (Larus melanocephalus) de 1er invierno es mansa y agradecida, y posa de escándalo.











Aparenta timidez y fragilidad, aunque a la hora de pegarse por un trozo de pan o unos gusanitos, doy fe de su fiereza.












Las gaviotas reidoras (Larus ridibundus) abundan sobremanera, y en esta fecha, salvo el plumaje juvenil, se pueden ver todos los demás, que son muchos, pues hay 1er invierno, 2º invierno y adulto, y estos últimos, de variedad invernal, veraniego y de transición. vamos, que una sola especie de gaviota da para muchos plumajes.
Esta, por ejemplo, es una adulta en plumaje invernal (no reproductor).














Y de repente, en pocos días, se transforman en esta belleza con plumaje de verano (reproductor).

¡A que parece otra!









Entre las gaviotas grandes, me gusta buscar gaviotas patiamarillas (Larus michahellis) "especiales", "potentes", de las que dan el pego con cierta luz y cierta bisoñez del observador, a gaviotas argenteas.
Siempre queda una mínima duda, y siempre hay alguna acechando a los incautos.








Y, por supuesto, las gaviotas de Delaware (Larus delawarensis), que nunca aburren.
Esta de 1er invierno lleva meses aquí aguantando a fotógrafos y ornitólogos y por ahora no se cansa de nosotros.









Este plumaje de 1er invierno ya no aguanta mucho más, ya se impone una muda...fijáos en el detalle de las terciarias que ya están desflecadas, apuntando los cañones, gastadísimas.













Y para que veáis que no todo son gaviotas (anátidas quedaban muuuuy pocos ya, y como no enfríe, que lo dudo ya en este invierno descafeinado, no va a quedar ni una), un paseriforme.
Un pinzón vulgar (Fringilla coelebs), comiéndose la lechuga de las gallinas y los emúes del cercado.






Bueno, aprovecho para avisaros que este sábado me rompí un pie de la manera más tonta, estoy escayolado hasta la rodilla, y aún no me manejo muy bien con las muletas, así que me pasaré seguramente un mes en el dique seco, espero no defraudaros con el blog, porque a partir de ahora son todo refritos de material de archivo "de antes del desastre". Un saludo.

8 comentarios:

  1. Vaya, no sabía que la ornitología fuera un deporte de riesgo jeje..mejórate y a desempolvar fotos compañero.

    ResponderEliminar
  2. Deseando que te recuperes cuanto antes compañero, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pues a cuidarse, Iván... que mala pata (perdón por el chiste malo.....).
    Arréglalo pronto para seguir dándole duro a las gaviotas y a las anillas.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. muy buena serie de gaviotas
    las reidoras tienen casi todas las cabezas color chocolate
    estan gupisimas
    y la delaware esta quiere que darse aqui con nosotros ,porque la cuidamos muy bien
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Gracias, compañeros, me hice la lesión haciendo lucha grecorromana con mi hijo, así que ni siquiera puedo darle un tono heróico tipo "rompí el pie cuando perseguía a una cachinnans por el acantilado de..."
    Mala hierba nunca muere, así que supongo que sobreviviré, aunque ya tengo un mono del 12.

    Ángeles, a las delawarensis del parque o se quedan para siempre en Gijón o las matamos de arterioesclerosis, porque la dieta que llevan de gusanitos y pan no puede ser buena, je, je...

    ResponderEliminar
  6. Joer, yo pensando que habrías dejado el pie persiguiendo alguna rareza, por algún acantilado, escapando de alguna fiera...
    jajaja
    Espero que te recuperes pronto, mientras tanto habrá que tirar de archivo, no?
    un saludo!!

    ResponderEliminar
  7. Pues ahora ya sabes sociu....a cuidate y a curar esi pie bien pa poder seguir corriendo po los pedreros.Animo y un saluduu.

    ResponderEliminar
  8. Estoy de la p*t* escayola hasta el epidídimo, pero así veré a mis pacientes con otros ojos, una cura de humildad nos viene a todos de maravilla...

    ResponderEliminar

Me encantan tus comentarios, y además los necesito, pero para evitar los ataques de orcos, trols y pesadiellos, me veo obligado a moderar. Si formas parte de la buena gente, tu comentario saldrá seguro.